jueves, 12 de enero de 2012

Donde hubo fuego siempre quedan cenizas

En los momentos malos en los que no tienes ganas de nada ni siquiera de salir de casa , no te martirices por aquello que pudo ser y no fué, porque dejaste muchas cosas cosas sin decirle muchas historias que contar , muchas lagrimas que caer al suelo;
No importa la vida no es como un soplo de viento en un frío   invierno, tal vez la persona con la que te equivocaste siga alli apoyándote  y preguntándote por las mañanas que tal estás ? intenta que aquellos que se alegran de verte mal no tengan ese placer y piensa sobre todo que tarde o tempranos más lejos o más cerca lo tendrás a el  y tal vez ahora no te quiera tanto como te quiso en su momento pero aunque el nivel de amor haya bajado él lo sigue haciendo día tras día

No hay comentarios:

Publicar un comentario